La ergonomía de una carretilla elevadora mejora las operaciones de almacén y la eficiencia

A menudo, para mejorar y optimizar los costes en un almacén nos fijamos sólo en cómo reducir en tiempo y dinero haciendo cambios y mejoras en el almacén, y nos olvidamos de una parte importante que es el coste de elementos como la carretilla elevadora, y una todavía más importante que es el conductor de la carretilla elevadora, el cual representa una parte de los costes de estructura más importantes en una empresa.

Es por eso que una buena opción es centrarse en cómo mejorar las tareas y ergonomía de trabajo del conductor, puesto que de este modo  reduciremos el riesgo de lesiones, malos hábitos corporales y por en consecuencia los costes de bajas laborales.

Tal como afirma Bengt Kristiansson, Vicepresidente ejecutivo de ventas y marketing de Unicarriers, hoy en día afortunadamente las carretillas cuentan con una serie de características que pueden ayudar a los conductores a ser más productivos, más eficientes y más seguros cuando están realizando su trabajo. Y elementos como la ergonomía del almacén y la seguridad de la carretilla elevadora, no sólo benefician a sus conductores, sino que también contribuyen a aumentar los resultados y a reducir costes.

Algunas de las características ergonómicas y de seguridad que aportan las carretillas elevadoras y que ayudan a mejorar la seguridad en el equipo del almacén y que hay que tener en cuenta son:

Controles y cabinas ajustables. Es evidente que cada trabajador tiene una altura y peso distinto, por lo tanto, cuanto más ajustado tenga la carretilla elevadora, mejor trabajará. Las características como el volante de dirección ajustable, las alturas de los pisos, lo repone-brazos de la palanca de mandos y el asiento pueden mejorar mucho la ergonomía en una carretilla elevadora, y por lo tanto, mejorar mucho, también, la ergonomía del conductor. Incluso, si una carretilla elevadora no se puede personalizar completamente ajustando los controles principales, se puede optar por las carretillas elevadoras con diseños modulares que permiten adaptarse a la perfección a cualquier requerimiento.

Se puede dar el caso que en alguna situación el conductor tenga la necesidad de subir de nivel para recoger y preparar productos que están situados en estantes superiores. En ese caso, el conductor puede hacer uso de una plataforma elevadora para preparar los pedidos, puesto que le permite trabajar de forma cómoda y segura. Es importante tener en cuenta que si se opta para hacer uso de una plataforma elevadora, es recomendable que esta tenga una superficie antideslizante y una barandilla, hecho que hará aumentar la seguridad y la ergonomía todavía más.

Otro de los elementos más utilizados y más importantes en una carretilla elevadora es el volante. Mantener el volante y lo repone brazos cerca del cuerpo reduce la tensión del cuello del conductor mientras está conduciendo el vehículo. A pesar de que puede parecer una obviedad, asegurar una buena colocación reduce el número de lesiones causadas por este hecho.

Para asegurar una buena ergonomía y seguridad en el uso de un apilador o retráctil hay que tener en cuenta la visibilidad que se tiene a través del mástil. Es difícil diseñar apiladores o retráctiles con mástiles que ofrezcan gran visibilidad y a la vez estabilidad, pero es evidente que los beneficios que se  obtienen son enormes, puesto que ofrecer al conductor una major visibilidad desde dentro del vehículo es un factor de seguridad muy importante, el cual también afecta directamente a la eficiencia del almacén. Pues está claro que los conductores que tienen una buena visibilidad entre las horquillas del apilador, pueden hacer el trabajo más rápido y de una manera más segura.

El “interruptor o pedal de hombre muerto” no siempre tiene que ser una buena solución, puesto que este limita el movimiento del conductor alrededor de la cabina. Por eso Unicarriers aporta una innovación que consiste en un sensor de presencia del conductor situado a la plataforma, que marca la diferencia a la hora de preparar los pedidos, con grandes beneficios a nivel de seguridad y ergonomía. De este modo el trabajador puede concentrarse en su trabajo sin tener que estar pendiente del “pedal de hombre muerto”.

Todos estos elementos, por pequeños que parezcan, ayudan y contribuyen de forma directa a mejorar la seguridad y la ergonomía de los conductores de carretillas en un almacén. Y siempre que ellos mejoren sus tareas en el trabajo comportará una mejora directa en la eficiencia de su trabajo y en consecuencia una mejora en la rentabilidad y reducción de costes del almacén.

Deja un comentario