Alquilar carretillas elevadoras a corto plazo. Una buena opción para las empresas.

Muchas empresas disponen de una flota de carretillas elevadoras en sus almacenes que, en la mayoría de casos, les es satisfactoria por el volumen de trabajo que tienen. Sin embargo, hay situaciones en que se producen puntas de cargas de trabajo o que la demanda aumenta y hay que reaccionar con rapidez para ofrecer la atención que el cliente se merece. Es en estos casos que el alquiler de carretillas elevadoras a corto plazo es una buena solución.

Tanto es si te trata de empresas grandes con grandes almacenes de logística o de empresas pequeñas de dimensiones más reducidas, el alquiler de carretillas elevadoras a corto plazo es una opción muy viable y que se adapta a cualquier tipo de necesidad, y donde todo son ventajas. Te explicamos algunas.

El alquiler de carretillas elevadoras a corto plazo:

Reduce la inversión en maquinaria.

A la hora de comprar maquinaria como las carretillas elevadoras, requiere que la empresa invierta una parte importante de su capital en un bien inmovilizado. Si el uso de estos vehículos es continuado, seguramente la inversión será rentable. Pero en caso de que haya la incertidumbre del volumen de trabajo o bien que se trate de procesos productivos de corta duración, el alquiler de carretillas elevadoras a corto plazo se convierte en una alternativa muy válida de la que sacar muy buen rendimiento.

Permite probarlos antes de comprometerse con una compra.

La compra de una carretilla elevadora no es una compra impulsiva, sino que se trata de una decisión madurada. Por ello, disponer de carretillas elevadoras de alquiler permite probarlos durante el tiempo necesario antes de tomar la decisión.

 Previsión de costes desde el principio.

A diferencia de la compra, el alquiler de carretillas elevadoras tiene la ventaja de conocer desde el primer momento cuál será el coste que tendrá, ya que en caso de que surja cualquier avería o imprevisto, ésta a cargo del proveedor de alquiler de los vehículos, impidiendo así sobresaltos en el momento de pagar la factura.

Entrega inmediata.

Y es que el alquiler de carretillas elevadoras, a diferencia de la compra que habitualmente se requiere esperar un tiempo largo desde el pedido hasta la entrega del vehículo, el tiempo que transcurre desde la solicitud de alquiler hasta el entrega es prácticamente inmediata, y por lo tanto permite trabajar al 100% de forma muy rápida.

Prescindible en cualquier momento.

Una vez las cargas de trabajo puntuales que han requerido el alquiler de carretillas elevadoras están terminadas, muchos proveedores permiten hacer la devolución inmediata sin ningún tipo de penalización. De esta manera las empresas quedan libres de cargas económicas innecesarias o inmovilizado sin uso.

Cobertura de mantenimiento incluida.

Si bien las carretillas elevadoras que se alquilan salen de proveedor con la revisión y puesta a punto hecha, a menudo en los almacenes se pueden producir accidentes o averías imprevistas de los vehículos. En la mayoría de casos, los proveedores proporcionan servicio de mantenimiento de las carretillas elevadoras para garantizar el máximo tiempo de actividad de estos.

Variedad disponible.

Los proveedores de alquiler de carretillas elevadoras de corto plazo habitualmente disponen de una flota de vehículos amplia y diversa, que permite adaptarse a las necesidades de tipología, cantidad, funcionalidades, etc., que la empresa pueda requerir en cada momento.

El alquiler a corto plazo de carretillas elevadoras es pues una forma excelente de complementar la flota de vehículos de una empresa en momento puntuales de máxima demanda o cargas de trabajo. Si bien el alquiler a corto plazo no es la única opción para las empresas, ya que muchas empresas trabajan también con alquileres estacionales de larga duración o alquileres indefinidos de carretillas. Elegir una u otra opción dependerá siempre de las necesidades de cada empresa.

Un cop les càrregues de treball puntuals que han requerit el lloguer de carretons elevadors estan acabades, molts proveïdors permeten fer-ne la devolució immediata sense cap tipus de penalització. D’aquesta manera les empreses queden lliures de càrregues econòmiques innecessàries o immobilitzat sense ús.